Una encuesta realizada por D'Alessio IROL se adentra en uno de los fenómenos más populares de internet.
Tamaño letra:

 

Los youtubers se instalan como figuras con cada vez más repercusión en el mundo de los contenidos audiovisuales y, además, algunos de ellos se vuelven una fuente de referencia con videos donde prueban y comentan productos. Sin embargo, ¿qué tan confiables resultan?

 

Según una encuesta realizada por D'Alessio IROL para el Observatorio de la Publicidad de la AAP, 7 de cada 10 consultados suele mirar videos online donde una persona describe un determinado producto y cuenta su experiencia con el mismo. De hecho, un 23% de los consultados mencionó expresamente disfrutar de este formato.

 

Si bien los jóvenes son quienes se muestran más fanáticos de este tipo de videos (30%), trasciende las barreras etarias y llega a todos los segmentos.

 

El éxito de este tipo de contenido se da a partir de una mezcla de motivos. Principalmente, los consumidores buscan información que les permita definir una futura compra (59% mencionó esta motivación).

 

Cinco de cada 10 personas sienten que este formato les es útil, y 4 lo consideran divertido.

 

Poca credibilidad


Los videos de unboxing, donde los youtubers abren un producto para luego hacer una revisión del mismo, son de los más vistos por personas de todas las edades. Desde gadgets hasta juguetes, los videos de este estilo se multiplican, y las horas de contenido con esta temática se incrementan.

 

Pero aunque esto parezca una buena oportunidad para las marcas, hay que tener mucho cuidado. Antes de volcarse a este formato, deben ser advertidas que pueden poner en peligro su imagen, uno de los principales valores a la hora de comunicar.

 

De acuerdo al estudio de D'Alessio IROL, si bien un 60% de los encuestados afirma consumir este tipo de contenidos por ser informativo, solo el 13% considera a los youtubers una fuente creíble.

 

YouTube tiene más de mil millones de usuarios, y cada día esos usuarios ven mil millones de horas de vídeos. La plataforma llega a muchas más personas con edades comprendidas entre los 18 y 49 años que cualquier cadena de TV por cable en Estados Unidos.

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas