364 días después del show en Tandil, hará su regreso triunfal a los escenarios.
Tamaño letra:

El show que comenzará este sábado no es un recital más por varios motivos. Primero, porque se cumple un año de su último show; fue en Tandil, el 12 de marzo de 2016, convocando a más de 200 mil personas.

 

Que haya sido el recital pago más grande de la historia del rock argentino (en 1991 Soda Stereo concentró 250 mil espectadores en la Avenida 9 de julio, pero de forma gratuita) le trajo sus problemas: la nueva administración del Hipódromo de Tandil dijo que no volvería a darle lugar al ex Redondos.


Fue ese recital el lugar que el Indio eligió para abrirse y contar acerca de la enfermedad que padece. ‘Mr. Parkinson me está pisando los talones, pero acá estoy‘, dijo.


Otro motivo que vuelve esta fecha en Olavarría aún más emblemática es que se cumplen 20 años de la vez que llegó a la ciudad para tocar con Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota sin poder lograrlo: fue suspendido por el temor de las autoridades locales por los desmanes que pudieran ocurrir. Esto dio lugar a que la banda diera una conferencia de prensa, la primera y última vez.


Veinte años después, Olavarría abre sus puertas para recibirlo junto a su público, aquel que ha trascendido las fronteras autodenominándose ‘el pogo más grande del mundo‘ cuando las guitarras puntean el solo de ‘Ji, ji, ji‘. El periodista Marcelo Figueiras, su íntimo amigo, se transformó en canal de su pedido: ‘El sábado, a cuidarse y a cuidar de quienes nos rodean, aunque no los conozcamos. Cierta gente de mierda (debería puntualizar: PODEROSA gente de mierda) se regodearía si alguien sale lastimado. No le demos el gusto‘.


El 9 de enero de enero comenzó la venta de entradas vía internet a 600 pesos y hace un mes se consiguen en varios puntos de venta. A las 21:30 empezarán a sonar los primeros acordes, los primeros golpes de batería, los primeros graves del bajo, para que luego aparezca Carlos ‘Indio‘ Solari.

Fuente: Infobae

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas