Estas deliciosas tortitas, denominadas Blinis, son un tipo de receta muy común en la cocina rusa, ucraniana, bielorrusa y polaca.
Tamaño letra:

Al igual que los crepes o tortitas, los blinis sirven como base para diferentes tipos de platos, ya sean dulces o salados. Un manjar apto para todos los bolsillos y muchos paladares, hoy los hacemos con salmón.
Ingredientes
1 huevo
175 ml leche
125 gr harina
40 gr manteca
40 gr azúcar
1/2 sobre levadura en polvo
Una pisca de sal
Chorrito aceite de oliva para engrasar la sartén
100 gr. salmón ahumado
200 gr. queso blanco de untar
Un poco cebollitas de verdeo frescas
Un poco eneldo
1/2 limón
Paso a paso
Tamizamos la harina y la dejamos.
Por otra parte, mezclamos huevo con la leche, la sal y el azúcar. Una vez que la mezcla es homogénea le echamos la manteca tipo pomada (la sacamos de la heladera un buen rato antes ).
Añadimos la harina y la levadura, mezclamos bien. Dejamos reposar en la heladera una media hora.
En una sartén antiadherente, echamos unas gotas de aceite, y vamos echando con una cuchara de masa, dándoles la forma redonda, cuando empiece a cuajar (1 minuto o 2), echamos un poco más de masa desde el centro. Cuando veamos que el borde de los blinis empiezan a dorarse, no a tostarse, les damos la vuelta. Dejamos que se hagan por ese lado, otros pocos segundos, y sacamos a un plato.
Para terminar, sobre cada blini ponemos un poco de crema de queso y un trocito de salmón y espolvoréamos con eneldo. Aplausos!
 

Comentarios

Video del día