Tamaño letra:

Además de poder personalizar los ingredientes a nuestro gusto, al elaborar la granola nosotros mismos nos aseguramos de que no contiene conservantes ni otros químicos.


Esta combinación de copos de avena tostados con frutos y frutas secas, así como otros ingredientes es, cada vez más, el desayuno más popular entre las personas que buscan una manera de alimentarse más saludable y nutritiva.


Con la receta que proponemos conseguimos una ración ideal de proteína, carbohidratos, ácidos grasos esenciales y fibra.


Recomendamos hacer una buena cantidad de granola, ya que se consume con rapidez y se conserva sin problema en la heladera.


Ingredientes:


5 tazas de copos de avena (500 g)
1 taza de semillas de lino y sésamo (150 g)
2 tazas de nueces, almendras y/o avellanas (260 g)
1 taza de uvas pasas u otras frutas deshidratadas (arándanos secos, ciruelas sin hueso, plátano, albaricoques, manzana, etc.) (150 g)
1 taza de coco rallado (80 g)
1 taza de miel pura de abeja (336 g)
Gotitas o chips de chocolate negro (al gusto)
Extracto de vainilla, canela o jengibre en polvo (opcional)


Podemos combinar o probar diferentes ingredientes, ya que esta receta puede personalizarse al gusto de cada uno.
Lo más importante es mantener siempre la avena como base, y la miel de abeja para endulzar.


Paso a paso:


Ponemos los copos de avena en una asadera, añadiremos los frutos secos picados (nueces, almendras, o los de nuestra elección).
Hornearemos a 150 ºC durante unos 15 o 20 minutos.


Debemos ir abriendo el horno cada pocos minutos para remover la avena con una cuchara y evitar que se queme o se haga más por una parte que por otra.


Cuando la avena esté un poco tostada, la sacaremos del horno y añadiremos las semillas, el coco rallado, las especias y las frutas. Mezclaremos bien.


Poco a poco añadiremos la miel líquida e iremos mezclando con una cuchara para que quede bien repartida. Lo normal es que se vayan haciendo grumos, pero no deben ser demasiado grandes.


Cuando la mezcla esté lista, la dejamos enfriar y, por último, añadimos las gotitas de chocolate, para que no se derritan por el calor.
Se recomienda guardar la granola en la heladera, y ¡a disfrutar!
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas