Tamaño letra:

 

El hígado es el gran laboratorio del cuerpo, y casi todo lo que ocurre en el cuerpo, pasa por el hígado, pero a raíz del ensuciamiento alimentario y la permeabilidad de la mucosa intestinal, grandes cantidades de sustancias toxicas, congestionan el hígado y generan un agotamiento crónico.


El hígado regula los niveles sanguíneos de la mayoría de los compuestos químicos y excreta un producto llamado bilis, que ayuda a eliminar los productos de desecho del hígado. Toda la sangre que sale del estómago y los intestinos pasa a través del hígado. El hígado procesa esta sangre y descompone los nutrientes y drogas en formas más fáciles de usar por el resto del cuerpo.


Se han identificado más de 500 funciones vitales relacionadas con el hígado. Entre las funciones más conocidas se incluyen las siguientes:


Metabolismo de Hidratos de carbono, proteínas y grasas.


Almacenamiento de vitaminas


Es el órgano con mayor capacidad para la biotransformación de xenobióticos (Xeno= ajeno// biótico= biología). En gran medida lo hace a través de la bilis, pero puede modificar los compuestos de manera que, pos su solubilidad sean fácilmente excretados en la orina.


Participa coagulación sanguínea


Descompone hormonas para que sean eliminadas.


Procesa el alcohol y los fármacos para que puedan ser eliminados por la orina.


Neutraliza venenos, toxinas, microbios y sustancias cancerígenas.


Desactiva y evacua sustancias toxicas.


Purifica la sangre de residuos del metabolismo celular y elimina desechos de fermentaciones y putrefacciones intestinales.

 

VESÍCULA BILIAR


La vesícula biliar es un órgano con forma de pera ubicado debajo del hígado. Almacena bilis, y cuando el estómago y el intestino digieren los alimentos, la vesícula biliar libera bilis a través de un tubo denominado conducto biliar común. Ese conducto conecta a la vesícula biliar y el hígado con el intestino delgado.


Funciones son:


Digestión de grasas y proteínas


Alcalinización del bolo alimentario luego del baño acido de los jugos gástricos


Estimulación del peristaltismo intestinal


Evacuación de toxinas y excesos


El funcionamiento de la vesícula biliar se ve afectado por varios factores: enlentecimiento del funcionamiento hepático por agotamiento o congestión, el espesamiento de la bilis por sobrecarga de desechos y los espasmos por tensión nerviosa. Esto genera un espesamiento y estancamiento de la bilis, que forma arenilla hasta convertirse en cálculos, y además la tensión , sumada a las carencias minerales, genera una pérdida de tono, lo cual pierde la capacidad de dosificar la cantidad exacta de acuerdo a la necesidad.

 

¿CÓMO SABER SI MI HÍGADO FUNCIONA MAL? SÍNTOMAS


Dado que las funciones del hígado son múltiples, la variedad de síntomas físicos es muy amplia, entre ellos puede haber:


Dificultad para asimilar alimentos


Inapetencia, náuseas


Dolores de cabeza luego de comer


Migrañas, cefaleas, dolor en la nuca


Insomnio en las primeras horas de la noche y dificultades para despertar por la mañana


Boca pastosa, lengua blancuzca o amarillenta


Hinchazón de vientre, acumulación de gases


Estreñimiento, heces en forma de confites o poco formadas y de color amarillento


Cutis graso, aparición de granos


Piel amarillenta, picazón


Coloración amarilla o verdosa en rostro y ojos


Fobia a la luz


Problemas en la visión, afecciones oculares, precoz perdida de la vista


Caspa, caída del cabello


Edemas, mala circulación venosa


Fatiga muscular, calambres

 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE UNA VESÍCULA CONGESTIONADA?


Boca amarga por la mañana


Vómitos ácidos


Migrañas


Dolores de cadera


Dolores en hombro derecho


Dolores en articulaciones (particularmente rodillas)


Cuello rígido

 

TRATAMIENTO NATURAL DE LA FUNCIÓN HEPÁTICA


Alimentación natural


Suplementación que optimice y rejuvenezca la función del hepatocito fomentando su regeneración, el fortalecimiento y la recuperación del mismo, evitando así su destrucción y deterioro.


Fitoterapia con actividad coleretica que estimule la síntesis de bilis; colagoga que favorecen la evacuación de bilis desde el hígado hasta la vesícula biliar y desde ésta al intestino delgado para allí colaborar en la función de digestión de las grasas. Y fitoterapia hepatoprotectora que estimule defensa del hepatocito frente a agentes externos tóxicos, infecciosos o contaminantes.

 

Limpiezas simples o profundas


Estas limpiezas deben estar guiadas por profesional en cualquiera de los casos.


Consultas en AKASHA Espacio de Salud Natural – Colón 148 – Viedma.

 


 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas