Tamaño letra:

 

La limpieza iónica juega un papel muy importante en la correcta eliminación de las toxinas del cuerpo, ya que el efecto del campo electromagnético generado en el agua sobre los puntos reflejos que existen en la planta de los pies o en la palma de las manos, genera un estímulo que se propaga a los diferentes órganos.


Su acción se basa en rebalancear el campo energético de las células del cuerpo, estimulando la depuración y desintoxicación iónica de la matriz extracelular mediante ósmosis directa.


La desintoxicación iónica es una terapia de limpieza de las toxinas de nuestro cuerpo, una rutina que se debería realizar periódicamente para mantener la salud.
El cuerpo humano se contamina de fuentes externas (exógenas) como internas (endógenas).


Los medios más comunes de la exposición de toxinas externas son: la inhalación de aire contaminado, humo de cigarrillos (fumador pasivo), productos químicos, agua, medicamentos, plaguicidas, teléfonos celulares, monitores de computadoras, hornos de microondas, redes eléctricas, antenas, etc.


Las fuentes internas de toxinas son: fermentación de los alimentos ingeridos, deshidratación, mala alimentación, grasas, conservantes, metales pesados como mercurio y plomo de las amalgamas dentales, titanio, níquel, aluminio, alcohol isopropílico, alcohol etílico, drogas y además stress y desequilibrio emocional.


Como se puede ver, incluso personas que conscientemente logran estilos de vida saludables, están sujetas a muchas fuentes de intoxicación en su vida.


En base a experimentos clínicos de tradición herbolaria, desintoxicación y principios de reflexología; se ha desarrollado un sistema de depuración corporal que, basado en el proceso de “ionización”, logra extraer las sustancias tóxicas impregnadas en órganos excretorios tales como el riñón, la vejiga, el hígado, la vesícula, los genitales, los pulmones, la piel, etc. Esta depuración nos lleva a eliminar problemas de salud, que pueden irse agravando con el tiempo.

El dispositivo trabaja a nivel electrolítico, llevando a cabo un proceso llamado “ionización”, mediante el cual se rompen las moléculas del agua que se encuentra en un recipiente donde están los pies, separándolas en miles de iones.

Por ósmosis una gran cantidad de aniones (iones negativos) penetran en las diferentes membranas del cuerpo y al encontrarse con iones positivos, es decir con toxinas adheridas a los diferentes tejidos corporales (piel, órganos, etc.), la carga negativa de aniones neutraliza la carga positiva de las toxinas ó cationes.

Al ser neutralizada la carga positiva de las toxinas, éstas se desprenden de los tejidos a los cuales estaban adheridas, y son extraídas del cuerpo por osmosis y difusión facilitada a través de los pies.

El cuerpo al reconocer el proceso de desintoxicación que está llevando a cabo, coopera incrementando el metabolismo, acelerando la actividad celular, segregando varias clases de enzimas y apresurando la función de eliminación de los diferentes órganos excretorios, particularmente del hígado.

Además de lograr eliminar una gran cantidad de toxinas, este tratamiento le dará al cuerpo un importante número de iones negativos. Si recordamos que los iones negativos son los que nos hacen sentir en paz, relajados, sanos, alerta, etc. Entenderemos por qué nos sentimos mejor después del tratamiento.



BENEFICIOS DE LA DESINTOXICACIÓN IÓNICA


Desintoxica el organismo.
Ayuda a una efectiva y rápida recuperación de enfermedades.
Corrige las funciones hepáticas y renales.
Mejora la función de los órganos.
Aumenta el bienestar general.
Mejora el aprovechamiento de los medicamentos.
Aumenta la vitalidad y energía.
Reconstituye el organismo.
Elimina radicales libres.
Drena el sistema linfático.
Fortalece el sistema inmunológico.
Aumenta la absorción de sustancias nutritivas.
Mejora la función metabólica.
Ayuda a la eliminación de grasa corporal y a la reducción de peso.
Regula las alteraciones del apetito y los desórdenes hormonales.
Elimina progresivamente el ácido úrico, urea y creatinina.
Baja el nivel de la glucosa, colesterol y triglicéridos.
Elimina metales pesados, sales y ácidos.
Disminuye los niveles de químicos nocivos.
Reduce las inflamaciones.
Alivia los malestares de las várices.
Mejora la circulación sanguínea.
Disminuye todo tipo de dolores y el cansancio muscular.
Retarda el envejecimiento.
Ayuda en casos de alergias, asma y tos.
Antimicótico, antibacteriano y antiviral.
Rejuvenece la piel.
Balancea los meridianos del cuerpo.
Estimula el equilibrio corporal.
Mejora la membrana celular.
Ayuda a combatir las adicciones.
Reduce los problemas dermatológicos.
Elimina líquidos (diurético).
Controla la incontinencia urinaria.
Mejora los patrones del sueño.
Aumenta la concentración mental.
Reduce el estrés y la depresión.

Esta terapia puede realizarse en AKASHA Espacio de Salud Natural – Colón 148 - Viedma
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas