Será este martes y miércoles, en reclamo de una propuesta de incremento salarial para fin de año. Lo resolvieron en asambleas. 
Tamaño letra:

En asamblea realizada este lunes en diferentes sectores, los trabajadores agremiados en ATE resolvieron iniciar una retención de servicio para los días martes y miércoles en disconformidad con la negativa del Ejecutivo Municipal de otorgar incremento salarial para fin de año.

 

Ante esta situación, el gremio notificó la resolución a las autoridades municipales, así como también de la Delegación del Ministerio de Trabajo de Patagones.

 

Medidas de fuerza

 

Consultado al respecto, el secretario general de ATE, Gustavo Paleta, expresó que durante el lunes “recorrimos diferente sectores de la municipalidad y los compañeros han decidido llevar adelante una retención por 48 horas, desde mañana”.

 

Según manifestó el dirigente gremial, “esto ya lo habíamos anticipado la semana pasada en una nota entregada al Municipio y a la Secretaría de trabajo. Esta situación se podía llegar a dar”.

 

No obstante, adelantó que “si en la reunión del 17 de noviembre no hay una respuesta clara, lamentablemente la semana entrante nos declaramos en estado de movilización y asamblea permanente, situación que concluirá en una movilización al Palacio Municipal”.

 

Disconformidad

 

Al ser consultado sobre los motivos de las medidas de fuerza, el dirigente gremial sostuvo que en la última reunión paritaria con el Ejecutivo “no hubo propuesta de recomposición salarial y ahora salen a decir que el aumento que dieron a principio de año fue más elevado de lo que dio la provincia”.

 

De todos modos, señaló que “cuando uno compara un sueldo de un empleado nacional y uno provincial, vemos que el sueldo de un empleado municipal es menos de la mitad”.

 

Esto es así debido que “hay muchas bonificaciones en negro, la zona patagónica no se reconoce en su totalidad, pero el inconveniente más grande es que no hubo propuesta de incremento salarial, solamente se ofreció un bono de fin de año menor que en 2015, que fue de 4 mil, y ahora nos quieren dar 3.200 mil pesos”.

 

Para finalizar, remarcó que “el sueldo de un empleado municipal es de 11 mil pesos y la verdad que es para ponerse a llorar. Los trabajadores municipales están por debajo de la línea de la pobreza, es una situación bastante compleja”.

 

Soyem

 

El gremio Soyem, en tanto, realizó asambleas por la mañana y por la tarde de este lunes resolviendo al igual que ATE ir a la retención de servicios por 48 horas a partir del martes.

 

Al consultar por la decisión, el secretario general del gremio, Alberto Castillo, sostuvo que "mañana -martes- iremos con los compañeros de ATE a notificar al Ejecutivo de la decisión".

 

En cuanto a la reunión del próximo 17 de noviembre, sostuvo que "en realidad en esa fecha el Ejecutivo nos enviará el proyecto de Convenio Colectivo de Trabajo. De todos modos veremos qué pasa, mañana llevaremos la respuesta y esperaremos fecha de una nueva reunión paritaria".

 

 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas