El laboratorio de medicamentos lamentó el hecho. El mural no se mudará del lugar. El portón colocado allí respondía a una medida de seguridad. Fue quitado por autores desconocidos.
Tamaño letra:

Tras el incidente ocurrido con el mural de Karen Álvarez construido detrás de la Terminal de Ómnibus de Viedma, la Municipalidad, el Laboratorio Provincial de Medicamentos y la familia de la joven, acordaron reconstruirlo en el mismo lugar en el corto plazo.


Cabe recordar que sorpresa mayúscula se llevaron los familiares de la joven al descubrir que en el mural que la recuerda colocaron un portón.


Desde el Laboratorio Provincial de Medicamentos PROFARSE (ex PROZOME) explicaron los motivos por los cuales se procedió a la apertura de un portón, argumentando que se trata de una medida preventiva impuesta por los protocolos de seguridad para establecimientos que trabajan con alcoholes y otros elementos combustibles e inflamables.


Sin embargo, nadie sale de la sorpresa por coincidir el momento en que fueron bajados para la restauración los paneles que constituyen la imagen central del mural, con el momento en que se realizó el boquete para la posterior instalación del portón.


Desde el laboratorio provincial expresaron que, por falta de comunicación entre las partes sucedió el desafortunado hecho.


Sostuvieron además, que debido a una exigencia normativa para cumplir con requerimientos vigentes de seguridad e higiene es que fue colocada la puerta de emergencias en ese lugar.


Sin embargo, duró poco en ese lugar porque a las pocas horas de colocada la abertura de aluminio, autores desconocidos la quitaron por la fuerza.

 

Compromiso
Ayer, la Municipalidad de Viedma a través de la Secretaría de Desarrollo Humano mantuvo un encuentro con directivos del laboratorio con el fin de exponer inquietudes sobre la decisión de colocar una puerta en la pared donde está plasmado el mural.


Como fruto de este encuentro, se decidió fijar plazos y alternativas respecto a la restauración del mural en ese mismo lugar, como así también el futuro mantenimiento y parquización del sector, ya que en esa zona Karen fue vista por última vez con vida.


El mural de Karen, es fruto de un trabajo colectivo entre la familia, amigos de la joven y la Municipalidad de Viedma, con el fin de generar conciencia en la comunidad sobre este hecho doloroso.


Esta construcción colectiva es un proceso de más de tres años, y que aún continúa, que busca alimentarse de la memoria y acompañamiento de los vecinos de la ciudad de Viedma para que no vuelva a suceder nunca más ningún caso de femicidio. 

Comentarios

Video del día