Unas 300 personas lloraron la partida de Débora Huayquillan y sus pequeños hijos. (Fotos: Miguel Basterra/NoticiasNet).
Tamaño letra:

 

Con un hondo pesar, alrededor de 300 personas estuvieron presentes en el cortejo fúnebre para despedir a la familia fallecida en el incendio del barrio Zatti.


Familiares, amigos y vecinos en general lloraron la partida de Débora Huayquillan, de 27 años, y sus seis hijos de entre 1 y 12 años.


Fueron velados en la Mutual de los Obreros de la Construcción y luego se los trasladó al Cementerio Municipal de Viedma.


Jonathan Sanzana, el padre de la familia continúa en terapia intensiva, en coma farmacológico y su situación es estable por lo que podría ser trasladado a un centro de mayor complejidad en Capital Federal o Córdoba.

 

El hecho ocurrió a las 3 y media de la madrugada de este jueves, cuando las llamas se propagaron por la casa en cuestión de segundos.

 

La tarea de los bomberos fue muy difícil, ya que la vivienda afectada se encontraba en el sector trasero de un terreno, muy atrás de otro domicilio.

 

La causa podría haber sido algo que quedó encendido o prendido en el lugar.

Comentarios

Video del día