Las cuatro puertas, el capot, los vidrios, el tanque de GNC y otros elementos fueron encontrados al lado de una precaria casilla.
Tamaño letra:

 

El sábado, un hombre se bajó de su Renault 12 para realizar una compra, en un negocio situado en Laprida y 25 de Mayo, y dejó la llave puesta.

 

Al regresar, su vehículo ya no estaba en el lugar, por lo que rápidamente dio aviso a la Policía.

 

Tras una serie de averiguaciones, el Juez Carlos Mussi, titular del Juzgado de Instrucción N° 4 de Viedma dio una orden de allanamiento en el barrio 30 de Marzo.

 

Allí, las cuatro puertas, el capot, los vidrios, el tanque de GNC y otros elementos del automóvil fueron encontrados al lado de una precaria casilla, en el sector de las calles 16 y 37.

 

Se procedió al secuestro de las partes para ser peritadas, mientras que no hubo ningún detenido pero se continúa investigando respecto al dueño de la propiedad del 30 de Marzo.

 

Actuaron en el operativo, policías de la Comisaría 38, la Brigada de Investigación, el juez interviniente y la Fiscalía.

Video del día

Noticias Relacionadas