Argumentaron que se están abordando la mayoría de los pedidos y los mismos “no ameritan una medida de protesta de acción directa”.
Tamaño letra:

 

Este viernes los guardavidas viedmenses iniciaron una medida de fuerza que consistió en bajar a las zonas balnearias del río Negro y El Cóndor pero sin identificaciones, debido a una serie de requerimientos hacia el Municipio.

 


No tardó en llegar la respuesta del Ejecutivo local y mediante un comunicado de prensa señalaron: “La medida resulta injustificada y no se condice con la situación laboral de los trabajadores”.


Explicaron en este sentido que mediante una nota se reclamaron cuestiones mínimas de condiciones laborales que “son cumplidas por la comuna y otras ya fueron subsanadas”.


A su vez, argumentaron que “los trabajadores del río y el mar no presentan atrasos salariales o despidos injustificados” y “el reclamo se realiza a 40 días de iniciada la temporada, con el contenido de situaciones solucionables, que no ameritan una medida de protesta de acción directa”.


En el escrito del área de Prensa del gobierno municipal expusieron que se hicieron relevamientos para detectar situaciones anómalas y se detectaron dichas situaciones en dos refugios del río y en un techo de un refugio del mar, mientras que desmienten la falta de mangrullos en las playas.


Respecto a la indumentaria, dijeron que “la municipalidad recibió la solicitud de cambio de tres trajes de baño (dos en el mar y uno en el río), sobre un total de 57 guardavidas”.


Sobre el mantenimiento de baños, de uso exclusivo del personal de guardavidas, comentaron que la limpieza se realiza tres veces por semana y se detectaron actos de vandalismo que están siendo solucionados, a fin de evitar el mal uso de los sanitarios.

 

Otro de los puntos esbozados, se trata de la solicitud de un Desfibrilador Atomático Externo (DEA). Al respecto, desde el Municipio precisaron: “Se realizarán las consultas al Hospital Zatti, de la cual depende la sala de salud de La Lobería. Además, se dispondrá de dos handdys entre la playa y el puesto policial, recordando que la Policía de Río Negro posee equipo de VHF ante cualquier emergencia”.

 

“En lo concerniente a la necesidad de tres guardavidas para el servicio, quedará para el análisis y decisión del área de Defensa Civil, por intermedio del equipo técnico de trabajo y jefes de servicio”, concluyeron.

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas